El PE intervino y los trabajadores del ingenio Bella Vista levantaron la medida de fuerza

Tras una reunión convocada hoy en Casa de Gobierno por el ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado, en el marco del conflicto entre los trabajadores del Ingenio Bella Vista y la empresa, los empleados acordaron levantar la medida de fuerza que llevaban adelante desde la semana pasada. 

La mesa de dialogo fue presidida por Amado y además participaron el intendente de Bella Vista, Sebastián Salazar; representantes de la Federación Obrera Tucumana de la Industria del Azúcar (FOTIA); la Federación de Empleados de la Industria Azucarera (FEIA); el administrador del ingenio Carlos Rojas; funcionarios de las cartera de Trabajo y Desarrollo Productivo, y el legislador Luis Espeche.

“El Gobernador nos ha pedido que intervengamos en el conflicto, llamamos a las partes y pudimos dialogar sobre la situación. Desde el Gobierno de la provincia sabemos que la relación público – privado redunda en el beneficio de los trabajadores. Vamos a acompañar para que esta situación pueda resolverse, siempre preservando las fuente de trabajo”, dijo el ministro.

Amado mantuvo una reunión con los trabajadores de la fábrica, representantes gremiales y de la empresa.

En la reunión, las partes firmaron un acta donde la empresa se comprometió al pago del 50% del salario correspondiente al mes de julio hasta el próximo 3 de septiembre. Y la presentación de un cronograma sobre el abono de los haberes vencidos.

Cerca de las 15.30, las propuestas fueron analizadas en asamblea entre los representantes gremiales y trabajadores quienes aceptaron lo propuesto y el viernes, en una nueva reunión, continuarán con las negociaciones.

Con el levantamiento de la medida de fuerza, los trabajadores retomarían las actividades dando inicio a la molienda.

Al finalizar el encuentro en Casa de Gobierno, el intendente había manifestado: “Estamos buscando un punto de encuentro en el reclamo legítimo que tienen los empleados. Ponemos lo mejor desde el Estado provincial y municipal para tratar que las partes lleguen a un acuerdo”, agregó.

En tanto, José Leguizamón, representante de los empleados del ingenio, había indicado antes de la asamblea: “Buscamos soluciones. Sabemos que el Ejecutivo está preocupado pero es la empresa la que tiene que dar respuesta y destrabar el conflicto”.