El PE trabaja para garantizar el pago de la cláusula gatillo

El ministro de Gobierno y Justicia, Regino Amado, informó que desde la Provincia se continua trabajando para poder cumplir con las actas acuerdo firmadas con los gremios estatales, en relación al aumento salarial de este año.

Al respecto, el funcionario recordó que por decisión del gobernador, Juan Manzur, y el vicegobernador, Osvaldo Jaldo, este año Tucumán aplicará la cláusula gatillo, con el mismo mecanismo del año pasado pero incorporando una revisión.

“En marzo dimos a todos los agentes del Estado un aumento del 25% a pagarse en dos tramos.  De esa forma ese 25% es el piso y la inflación determinará el techo del aumento de este año”, dijo el ministro.

Para aclarar, el funcionario indicó: “Desde el Ejecutivo ya se pagó el 24,9%”, eso está conformado por el 12,5% de incremento abonado en marzo, y el 12,4% pagado en julio por el índice de inflación.

Y agregó: “Tenemos tres revisiones para el pago de la cláusula gatillo: en junio, septiembre y diciembre. En junio ya lo hicimos y se pagó la diferencia del 12.4% (ya que el índice del INDEC para el Noroeste había arrojado una inflación acumulada del 24.86%)”, explicó Amado.

En ese sentido, precisó: “Es decir que, el 12.5% que se iba a pagar en septiembre por el aumento de inflación, ya se lo abonó. Ahora en septiembre revisaremos nuevamente el índice inflacionario de los meses de julio, agosto y septiembre y se abonará esa diferencia”.

Respecto del pago, Amado sostuvo que la diferencia se pagaría en el mes de octubre, “ya que la revisión incluye al mes de septiembre y se debe esperar que el INDEC realice la correspondiente publicación”.

Cláusula gatillo

Según publicó el diario La Voz del Interior, de Córdoba, autoridades del Ejecutivo de esa provincia ya habrían comunicado a los representantes gremiales que, desde septiembre, no iban a poder aplicar más la cláusula gatillo a los salarios de los estatales cordobeses, por lo que ya buscaban discutir un nuevo mecanismo de actualización.

El motivo de la medida habría sido causado porque para 2019, ese Gobierno había previsto una suba del 27,1 por ciento, lo que significa que en seis meses “se comió” el 87 por ciento del aumento de todo el año.