Regino Amado | Monteros Voley recibió como presente la imagen de la Virgen Madre del Pueblo de Dios

El presidente honorario del Club Monteros Voley, Regino Amado, y la titular de Monteros Voley, CPN Rocío Pedraza, recibieron como presente del Padre Martin Donetch, oriundo de Chile, la imagen de la Virgen Madre del Pueblo de Dios. Las autoridades de la institución deportiva indicaron que pronto construirán una gruta dentro de las instalaciones del club.

En la oportunidad el Padre Donetch indicó “Estoy muy contento. Vine a cumplir una deuda pendiente con Regino Amado y el Club. Le había prometido regalarle la imagen de Nuestra Patrona la Virgen Madre del Pueblo de Dios, en oportunidad del Encuentro Nacional del Oratorio Mariano, desarrollado en éste Club el año pasado”.

La imagen recorrió varios países hasta llegar a Tucumán. Unas religiosas la fabricaron y el cura la trajo desde Bogotá – Colombia; pero fue un largo peregrinar “Fuimos por Santiago de Chile, Córdoba, Tucumán, hasta llegar aquí: a Monteros Vóley y quedará para toda la gente que visita ésta institución. Es así que estoy feliz de poder obsequiarle” concluyó Donetch a las autoridades presentes, quienes al recibirla manifestaron que se construirá una gruta en algún sector del club para la imagen.

Historia de la Virgen

El origen sobre la Virgen Madre del Pueblo de Dios es italiano, según contó Donetch. Es una pintura de un artista italiano, llamado Roberto Ferrucci, quien estaba en una situación muy compleja, puesto que no podía pintar.

Un día llegó a su hogar una chica con un niño en brazos mendigando y le pidió al pintor algo de pan. A Ferrucci le llamó la atención algo en la muchacha y decidió pedirle que pose para ser retratada, a cambio le daría comida todos los días.

Una vez finalizada la obra la chica no volvió nunca más. Los amigos del pintor quedaron encantados por la imagen retratada, a tal punto que quisieron conocer a la joven en persona. Como la mujer no se encontraba allí, salieron a buscarla, recorrieron todo el pueblo. Sin embargo, jamás nunca nadie la había visto, nadie la conocían.

Tanto el artista italiano, como las demás personas concluyeron que quien se había hecho presente en la casa del pintor fue la Virgen María, para darle ese aliento que le hacía falta para retomar la práctica, poder inspirarse y pintar.

La imagen es conocida por varios nombres, entre ellos: “La Madona del Populo”, en Italia “Madre del Pueblo”. También es conocida en Chile, Argentina como “La Virgen Gitana o La Virgen de La Ternura”, en otros lugares la llaman “La Virgen de la Calle”.